¿Cómo prepararse para recibir y desarrollar el Talento Digital?

Parte 1

En estos tiempos globalizados, cada vez son más las empresas que requieren de una transformación digital (TD) en sus procesos. Ya sea para competir mejor en el mercado, llegar a un público más amplio o mejorar sus procesos, la TD ha tomado un lugar protagónico en las aspiraciones de las grandes y medianas empresas. Sin embargo, este proceso es largo y se debe estar preparado para afrontarlo, de lo contrario, fracasará.

En estos tiempos globalizados, cada vez son más las empresas que requieren de una transformación digital (TD) en sus procesos. Ya sea para competir mejor en el mercado, llegar a un público más amplio o mejorar sus procesos, la TD ha tomado un lugar protagónico en las aspiraciones de las grandes y medianas empresas. Sin embargo, este proceso es largo y se debe estar preparado para afrontarlo, de lo contario, fracasará.

Usualmente, las empresas llevan a cabo esta transformación sin tomar en cuenta al área de Recursos Humanos, ya que prefieren invertir dinero y esfuerzo en áreas de negocio donde la tecnología logre un cambio inmediato o significativo al ser aplicada. En este artículo compartiremos por qué es importante reconocer al área de RRHH como una piedra angular en tu proceso de transformación digital, y cómo lograr atraer, desarrollar y retener talento apto para tu proceso de TD.

Antes que nada, debemos dar una breve definición de Transformación Digital. Podríamos referirnos a la TD como la reinvención de una organización a través del uso de la tecnología digital. Este proceso debe ser personalizado y Global. Personalizado, ya que cada empresa deberá iniciar este proceso de manera diferente, según sus necesidades, departamentos y recursos. Global, puesto que la TD debe darse en todas las áreas de la empresa, de lo contrario, únicamente será una implementación y no una transformación.

Para que la TD funcione, es necesario contar con profesionales que sean capaces de apoyar el proceso. Debido a la tendencia actual, existen muchos puestos pensados específicamente para aspectos de la TD. Como es lógico, la demanda de estos profesionales ha ido en aumento, por lo que cada vez es más complicado encontrar y retener estos perfiles. Esta situación obliga a las áreas de RRHH a ajustar sus procesos de reclutamiento y atracción de talento. Revisemos cómo y dónde podemos encontrar ese talento.

¿Cómo atraigo al talento digital?

Usualmente, cuando hablamos de atraer talento, pensamos en los métodos tradicionales para generar demanda de candidatos ideales para un puesto. Estos métodos pueden ser publicaciones en bolsas de empleo, ferias de empleo, volanteo. Sin embargo, estas prácticas están quedándose sin impacto y relevancia cuando se refiere a puestos de tecnología. Esta pérdida de fuerza en las ofertas de empleo está relacionada también en la publicación de ofertas en bolsas de trabajo no especializadas, por lo que los perfiles que llegan a través de estas postulaciones comúnmente son perfiles muy diversificados y que se ajustan poco a la vacante que necesitamos satisfacer.

Las áreas de RRHH deben adaptarse a las nuevas tendencias de búsqueda y atracción de talento. Una de ellas es el Headhunting, la cual nos enfrenta y prepara para la realidad: El talento digital no llega, se busca. Esta premisa es indispensable, ya que un proceso de reclutamiento que se centra únicamente en publicaciones de empleo y en esperar al candidato ideal, está destinada al fracaso. La búsqueda de perfiles en redes sociales para profesionales y en portales de empleo especializados es crucial para encontrar el talento que nuestra empresa necesita para su proceso de TD.

Sin embargo, no solamente debemos adentrarnos a una bolsa de empleo o red social y cruzar los dedos para encontrar ese perfil que tanto anhelamos, debemos estar preparados para ofrecer una vacante atractiva para esos perfiles. No podemos “ir a la guerra sin fusil”, como se dice comúnmente. Es importante que, como empresa, trabajemos en conocer el mercado: Identificar cuánta demanda tiene el puesto que necesitamos, qué ofrecen otras empresas que cuentan con estos talentos, cómo puedo presentar una oferta atractiva, y en general, cómo puedo lograr que mi empresa destaque y el talento digital quiera colaborar en ella. De igual forma, debemos enfocar esfuerzos en crear y desarrollar nuestro Employer Branding, es decir, lograr que mi empresa se asocie a una compañía digital, tecnológica y con un ambiente propicio para el desarrollo del talento digital.

Parte 2

¿Cómo desarrollo al talento digital?

Una vez que hemos logrado adaptar los procesos de búsqueda y reclutamiento de talento a nuestra TD, es necesario preguntarnos ¿Cómo hago para desarrollar ese talento? Hasta aquí nos hemos centrado en hacer llegar talentos digitales a nuestra empresa, pero ¿Qué pasa con los colaboradores que ya están en mi compañía? El departamento de RH debe centrarse en desarrollar este talento para que pueda integrarse al proceso de TD de manera correcta. Es necesario convencer a nuestros colaboradores que la TD nos atañe a todos dentro de la empresa ya que nos beneficiará en conjunto. Debemos lograr que el talento confíe en este proceso y le interese ser partícipe de él.

Para lograr este desarrollo, es crucial que sepamos identificar las Soft Skills con las que cuentan nuestros colaboradores, con el fin de saber cuáles de estas competencias beneficiarán la integración del talento a el proceso de TD y cuáles de ellas se deben trabajar. En 2017, Capegemini y LinkedIn llevaron a cabo un estudio en el que identificaron las ocho Soft Skills o competencias laborales que el colaborador necesita para poder convivir en un ambiente digitalizado. Según este estudio, un talento digital es aquel que cuenta con al menos cuatro de estas competencias:

Gestión del Cambio

Mentalidad Emprendedora

Colaboración

Toma de Decisiones

Comodidad con la Ambigüedad

Organización

Atención al Cliente

Interés por el Aprendizaje

Fuente: Capgemini & LinkedIn. (2017). The Digital Talent Gap: Are Companies Doing Enough?

Con esta identificación, sabremos en qué centrar los esfuerzos con nuestros colaboradores, para apoyarlos a desarrollar aquellas Soft Skills que necesiten para convivir mejor en nuestro ambiente digital. De igual forma, estas competencias deberán estar presentes también en el proceso de reclutamiento y selección, ya que los candidatos que busquemos que lleguen a nuestra empresa deberán contar con las skills necesarias para integrarse al proceso Digital.

La capacitación técnica es también una parte importante del desarrollo del talento, ya que nuestros colaboradores necesitarán entrenamiento en las nuevas tecnologías que busquemos implementar, así como adiestramiento en los nuevos procesos: Es necesario que el talento conozca los procesos y sea capaz de llevarlos a cabo.

Finalmente, es necesario que tengamos siempre en cuenta que el proceso de TD es largo y habrá fallos durante el camino. Tanto nosotros como nuestros colaboradores deberemos de estar conscientes de la posibilidad de fallar, el estrés que genera un cambio y el periodo de adaptación que forzosamente deberemos pasar. Si tenemos esta idea interiorizada, el proceso de TD será mucho más llevadero y generará mejores resultados.

¿Cómo mantengo al talento digital?

Una vez que he encontrado talento digital y he desarrollado a mis colaboradores para que lo sean ¿Cómo mantengo al talento? Antes que nada, debemos tener un contexto sobre quiénes y como son los perfiles que se deben buscar para nuestra TD. Debido a la tendencia actual y el crecimiento de las tecnologías, la mayoría del talento digital son personas pertenecientes a las generaciones Y y Z (Es decir, personas nacidas entre 1980 y 1995). Esta generación a cambiado sus aspiraciones para un empleo, lo que buscan en su próximo trabajo se ha centrado sobre todo en aspectos intangibles, como el reconocimiento de sus superiores, ambientes de colaboración, flexibilidad en el espacio de trabajo y estímulos para su desempeño. Nuestra empresa debe adaptarse a estas nuevas exigencias.

Algunas de las estrategias que se pueden tomar en cuenta para cumplir con las exigencias de estos nuevos perfiles son las siguientes:

Nuevas opciones de trabajo (Salario Emocional): Ofrecer nuevas opciones en cuanto al lugar de trabajo, horarios flexibles, ambientes de recreación dentro de la oficina, actividades recreativas, flexibilidad en aspectos como código de vestimenta o cumplimento de objetivos.

Cultura de Transformación Digital: Lograr que el amiente de trabajo sea propicio para una persona innovadora, que se cuente con flexibilidad, que haya interés por experimentar, innovar o crear y que se reconozcan estos aspectos por encima de lo rutinario.

Capacitación Constante: Ofrecer al talento alternativas de capacitación en nuevas tecnologías. Reducir las acciones rutinarias y competencias estancadas. Motivar a la actualización tanto individual como organizacional.

La Transformación Digital es un proceso largo, complicado, pero necesario. Los tiempos actuales nos han empujado a renovar nuestras compañías para adaptarnos a la tecnología y sacar el mayor provecho de la misma. Tanto en Software como en Hardware, cada día existen más y mejores opciones para implementar en nuestras empresas y beneficiarnos de los nuevos procesos que estas innovaciones ponen a nuestro alcance. Sin embargo, no debemos olvidar que ninguna TD tendrá éxito si no está cimentada en personas con la capacidad de impulsarla. Nuestra TD involucra también nuevos procesos de reclutamiento, desarrollo y retención de talento, ya que nuestros colaboradores son la piedra angular de cualquier proceso de transformación. Esperamos haber apoyado a entender mejor el amplio panorama que es la digitalización de una compañía y cómo nuestra área de RH es crucial en esta aventura.

¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.